-Hay más fallas detectadas en el Paso Tlahuica que no han sido atendidas.

-Priva impunidad y corrupción en la SCT, asegura la legisladora federal.

Debe Ruiz Esparza renunciar al cargo en la SCT para someterse a investigación por su responsabilidad en deficiencias en Paso Express: Lucia Meza.

La legisladora federal, Lucia Meza Guzmán sentenció que la supervisión técnica de la obra a cargo de SCT fue deficiente, por lo tanto, Gerardo Ruiz Esparza, titular de esa dependencia, debe renunciar a su cargo y someterse a una investigación por sus omisiones.

Así lo manifestó al concluir la reunión que Senadores y Diputados sostuvieron con Ruiz Esparza y en la que privó la falta de sensibilidad y dejo de impunidad que caracteriza al inamovible funcionario del sexenio de Enrique Peña Nieto.

La dependencia, dijo, ha reconocido que no cuenta con el presupuesto y personal calificado suficiente para dar una supervisión adecuada al 100 por ciento de las obras que esta dependencia realiza a lo largo y ancho del territorio nacional, por lo que estás supervisiones son “aleatorias”.

De ahí que la SCT y las empresas Aldesa y Epcor cometieron distintas fallas graves que ponen en riesgo a quienes circulan y utilizan la obra del Paso Exprés.

La legisladora en listo de la siguiente manera dichas fallas:

La Primer Falla: Cuando comenzó la obra en el entronque de la autopista México-Cuernavaca con el libramiento que ingresa a la ciudad capital de Morelos, comenzaron a realizarse los cortes para la ampliación de Carriles del Paso Express.

De acuerdo a expertos en mantenimiento de caminos, la obra de infraestructura hidráulica de la Autopista México-Cuernavaca tiene una antigüedad de más de 60 años en los cuales esta vía carretera jamás presentó una sola inundación.

Cuando comenzó la construcción del Paso Exprés no se consideró dejar intacta la obra de drenaje de agua y se destruyo para comenzar a construir la ampliación de carriles, situación que no fue atendida por los supervisores de SCT lo que a la postre género inundaciones y taponamientos como los ocurridos en donde se abrió el socavón.

La Segunda Falla: Las muertes y accidentes viales durante la construcción del Paso Express se pudieron haber evitado de haberse tomado en cuenta la recomendación de una correcta señalización de obra como CAPUFE lo sugirió, sin embargo la empresa Aldesa y SCT no atendieron la recomendación y su formato de obstrucción o cierre de carriles ocasión muchos percances con consecuencias fatales.

La Tercera Falla: Cuando ocurrió la tragedia del socavón, las muertes de las dos personas se pudieron haber evitado si se actuaba a tiempo, no obstante esto no sucedió debido a que personal de SCT y PC estatal, impidieron que a las 6:45 de la mañana ingresara al área del socavón personal de CAPUFE especializado con maquinaria y equipo diseñado para este tipo de rescates.

La Cuarta Falla: A lo largo de los 14.5 kilómetros del Paso Exprés Tlahuica no se realizó un correcto envarillado. Es decir, no se construyó con el envarillado en cuadriculado; las varillas fueron lineales y por lo tanto no tiene el correcto soporte.

La Quinta Falla: En el kilómetro 93+800, donde se registró el socavón no se atendieron las demandas y observaciones ciudadanas que, 30 días antes, advirtieron la inoperancia de la tubería que le daba cauce al afluente natural de la barranca Santo Cristo y que fue una de las causas que provocaron el socavón.

La Sexta Falla: El muro de contención y que sostiene al Paso Exprés en el kilómetro 93+800, esta a punto de desplomarse porque no fue cimentado en suelo firme.

Dejar respuesta