Hace 50 años, el 22 de noviembre de 1967, la tenaz lucha universitaria librada desde el seno de la entonces Universidad del Estado de Morelos, alcanzó finalmente el propósito de darle a la máxima Casa de Estudios del estado la tan anhelada Autonomía que hoy nos define y caracteriza.

Al conmemorar aquella fecha histórica, quiero expresar mi agradecimiento a quienes en la sesión extraordinaria del Consejo Universitario del pasado 14 de noviembre de 2017, me eligieron Rector para el periodo marzo 2018–marzo 2024, función que aspiro a desempeñar con total apego al proyecto ético político que diversas generaciones de universitarios hemos construido a lo largo de nuestra historia.

Agradezco también las muestras de apoyo que he recibido de la comunidad universitaria y hago un llamado a la unión y cohesión, pues la coyuntura en la que la Universidad se encuentra, lo requiere y lo reclama.

La apropiación que a lo largo de cincuenta años hemos hecho de la autonomía, nos permite afirmar que ésta constituye en la actualidad el basamento esencial de la cultura universitaria, expresión de la legitimidad, sustentabilidad e identidad de su ser y hacer cotidianos, de sus valores, prácticas, símbolos y formas de integración y organización que hacen posible nuestra autodeterminación histórica.

Somos una comunidad universitaria que tiene historia y que al reconocerlo, se reconoce en ella y así construye su identidad y le da sustento al sentido de pertenencia que la caracteriza. Somos una institución que hoy finca su futuro, que hoy alimenta un horizonte de esperanza, desde su fortaleza como comunidad universitaria, que con la contribución de muchos, se asume como realidad histórica, es decir, como realidad que se auto-trasciende permanentemente.

Hoy la autonomía universitaria representa el principal instrumento que la sociedad nos ha dado, precisamente para salir a su encuentro, para hacer nuestros sus problemas y anhelos, para recrearnos y resignificarnos como una genuina institución pública de servicio que tenga como eje central a la persona en el contexto de sus relaciones con los otros y para los otros.

Enriquecer y consolidar la autonomía que conquistamos, a partir de la pluralidad y diversidad que nos conforma, ha implicado darnos la oportunidad de trascender las uniformidades, los dogmatismos y los autoritarismos, abriendo espacios fértiles en los que florece la convivencia compartida, el intercambio de experiencias, los reconocimientos mutuos y la liberación de potencialidades creativas y solidarias.

Honremos con nuestro actuar cotidiano, a los estudiantes que hace 50 años hicieron posible la autonomía universitaria.

Dejo constancia que para mí ha sido un honor y un enriquecimiento humano y profesional ser parte de la administración del Dr. Jesús Alejandro Vera Jiménez, a quien le expreso mi total solidaridad y como Rector electo de la máxima casa de estudios de Morelos, solicito se proceda con estricto apego a la ley, se respete el debido proceso y de ninguna manera se violenten sus derechos humanos.

Exhorto a todos los universitarios a conmemorar el 50 aniversario de la Autonomía de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos poniendo todas nuestras capacidades en su defensa.

Por una humanidad culta
Una Universidad de excelencia

Ciudad Universitaria, 22 de noviembre de 2017.

Compartir
Artículo anteriorTETELCINGO es decretado como Municipio
Artículo siguienteURGE JAVIER BOLAÑOS A LA SCT A TERMINAR OBRAS EN MORELOS
¿Quieres recibir las noticias más importantes de Cuautla y el estado de Morelos directo a tu celular? Entonces mándanos un mensaje de WhatsApp al 7351846113 agréganos como EL SITIO INFORMATIVO, una vez realizado esto nos mandas un mensaje con tu nombre y apellido para darte de alta.

Dejar respuesta