El derrumbe de las cúpulas colapsadas el lunes pasado en el inmueble ubicado en calle Galeana No. 13 del Centro Histórico de Cuautla, “se debió a una falla en la base inferior de apoyo, que pudo haberse afectado por el sismo ocurrido el 19 de septiembre de 2017”, motivo por el cual “la zona donde se encuentran las cúpulas debe ser demolida por completo, ya que la estructura principal de sustentación se dañó en su totalidad”, señala el peritaje físico estructural emitido por el ingeniero Máximo Talonia Villalobos, quien se encuentra registrado ante el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Morelos como perito de seguridad estructural y Director Responsable de Obra (DRO).

Los propietarios de los negocios aledaños al edificio colapsado fueron notificados por escrito por la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano Sustentable y Protección Ambiental, en el sentido de que no podrán abrir al público hasta presentar el peritaje físico estructural “actualizado” que garantice la integridad física de los ocupantes.

El encargado de despacho de la Secretaría, José Raúl Aguilar Montiel, invitó a los dueños de los inmuebles “antiguos” del Centro Histórico de la Ciudad a “actuar con honestidad” y presentar de manera voluntaria el dictamen físico estructural de sus edificios a fin de prevenir eventuales colapsos y evitar poner en riesgo la integridad física de los ocupantes.

El encargado de despacho de la Dirección de Desarrollo Urbano, Juan Gómez Santoyo, informó que la tarde de este miércoles el cónyuge de la propietaria del edificio colapsado, presentó y entregó a la Secretaría de Obras Públicas el dictamen estructural que fue emitido por un ingeniero registrado ante el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Morelos como perito de seguridad estructural y Director Responsable de Obra (DRO).

El encargado de la Secretaría de Obras Públicas reveló que se formalizó un convenio con el dueño del inmueble dañado en el sentido de que, una vez entregado el dictamen, procederán a la demolición de la zona derrumbada “obviamente cuidando los edificios aledaños”; el frente del edificio se va a conservar.

El perito recomienda que “para remover la estructura de la cúpula, obstáculos y conducciones de servicio, se deberá utilizar equipo que no produzca daño, de acuerdo a procedimiento aprobado por Protección Civil y Obras Públicas. Todos los equipos, máquinas y herramientas deberán estar dotados con los dispositivos, controles y señales de seguridad; los equipos deben ser manejados por personal con capacidad, habilidad y experiencia”.

En el informe se advierte que “antes de iniciar la demolición lo primero que se deberá hacer es apuntalar los marcos de medio punto y toda la estructura que no se dañó”.

Dejar respuesta