HAGO IMPORTANTE ACLARACIÓN

Esta tarde emití una nota aclaratoria oficial, ante la noticia dada a conocer en las redes sociales de una revista de circulación nacional, redactada de mala fe por su corresponsal en el Estado de Morelos; se remitió nota aclaratoria a la revista en cuestión en los siguientes términos:

Ni en lo personal, ni como coordinadora del Partido del Trabajo y menos como Presidenta de la Junta Política y de Gobierno, participé y mucho menos encabecé autorización alguna, para la compra de vehículos de la marca Volkswagen, para ser utilizados por los 20 diputados locales.

A mayor abundamiento, aclaro que como consta del oficio adjunto, no existe acta alguna que justifique ninguna compra de automóviles. De hecho, hago constar que, a la fecha, el Congreso del Estado de Morelos, solo tiene en propiedad 1 solo vehículo y es de carga al servicio del área administrativa.

Y, además, afirmo y aseguro, que en ningún momento asistí a la sesión de la Conferencia para preparar los Trabajos Legislativos del día 10 de julio, donde se autorizó la compra de vehículos para Diputados, por parte del Presidente del Congreso.

Lamento que por dolo o mala fe se me atribuya esta situación por parte del reportero Jaime Luis Brito, quien no es la primera vez que miente y me difama. Pero además debo ser enfática, porque el mismo día a las 21.10 horas cuando publicó su nota, pero bajo las siglas de su portal propio, masiosare.org, vía whats app se le pidió que corrigiera la información y el aceptó mediante respuesta que dice textualmente, “ok, ahorita lo corrijo” y en lugar de proceder en congruencia y profesionalmente, utilizó el buen nombre de la Revista Proceso, para escribir de forma entrecomillada afirmaciones que nunca dije, por lo que le exijo a esa persona que se retracte públicamente o muestre a la opinión publica el audio donde conste esta afirmación: “vayan escogiendo color” y las otras aseveraciones que me imputa, pues presuponen la existencia de un audio que debería tener en su poder. Me parece claro también que, burlando la buena fe que le dispensan, público temerariamente en el Portal de Proceso a su cargo.

Confió que Usted sabrá tomar las medidas que correspondan a este caso.

Además, no debe pasar desapercibida la mala fe y dolo del reportero, porque está clarísimo que, la nota enviada por el área de Comunicación Social del Congreso sobre este asunto, señala claramente que, quien afirmó y difundió que se comprarían vehículos nuevos para Diputados, fue el Presidente del Congreso, el Legislador Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, del Partido Encuentro Social, y en ninguna parte del boletín se hace referencia a mi persona.

Y desde luego, afirmo categóricamente, que, de continuar el Presidente del Congreso con dicho procedimiento, de ninguna forma aceptaré vehículo alguno.

Lo único verdadero que afirma dicho reportero, y con lo cual coincido, es que autorizar la compra de vehículos nuevos de lujo para Diputados, sería contrario a la política de austeridad proclamada e impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En honor a la verdad le solicité oficialmente a la Revista Proceso, se haga la aclaración correspondiente y se difunda de la misma manera.

Dejar respuesta